31.8.07

Cumpleaños Terrible

Del salón en el ángulo inhóspito
leyendo cómics chulísimos
Iván piensa, autobiográfico
que está en un momento crítico

Como es de lúcidas sátiras
y tránsfuga de lo efímero
quizá se siente hasta mísero
en algún instante súbito

Pero si es un tío magnífico
tan plácido y tan pacífico
un tío tan... ¡democrático!
Y ese cabello negrísimo...
¿no habrá que alabarlo en público?

Sus defectos son minúsculos
su estómago mastodóntico:
un espectáculo único
cuando ataca el frigorífico
¡más que un hombre, un heliogábalo!

Continuo experto lingüístico
de coñitas sabe un cúmulo
Típico amigo fantástico
fábrica de días míticos
en cálido conciliábulo

Pero he de parar la ráfaga
de Gloria Fuertes tan émula
y poner rúbrica trémula
sintiéndome algo ridícula...

¡pues qué sombra tan, tan pálida!


Hala, ahí lo llevas.

6 comentarios:

Nicolás Hymus dijo...

Hacerlos en esdrújula es lo más difícil que puede uno intentar con la rima.

Qué envidia que a uno le dediquen poemas, ¿no?

Elena dijo...

Ante esto, cualquier otro regalo palidece. Lo se por experiencia!

Patrice dijo...

Ya te digo! qué suerte!!!

un beso guapa!

Franziska dijo...

Pero ¡qué bueno! ¡qué manera de manejar la ironía! Apañado le has dejado al pobre Iván ¿tanto limpia la nevera? Pobre, tendrá hambre atrasada: es propio de las almas que dedican su tiempo a la filosofía porque suelen olvidarse de comoer de forma regular (sobre todo cuando tienen ellos que hacerse cargo de la endemoniada cuenta del supermercado).

Raquel Márquez dijo...

Jeje, qué va, mujer, come como una lima y además es un tío magnífico sin ironía ninguna, esto es todo verdad verdadera :)

Raquel Márquez dijo...

Es cierto que si no conoces a Iván puede parecer poco tierno, el poema. ¡Está claro que las esdrújulas no transmiten mucha ternura! De ahí la (generosísima) comparación con Quevedo que me hizo Laura, porque era un cabroncete negativo...