16.10.06

Aunque he abusado mucho de la ironía en el humor...

... me sigue haciendo reír cuando se emplea con seriedad:

" LEYES CAUSALES. La utilidad práctica de la ciencia depende de su capacidad para predecir el futuro. Cuando se arrojaron las bombas atómicas, se esperaba que murieran grandes cantidades de japoneses, y murieron. Tales resultados altamente satisfactorios han originado en nuestros días admiración por la ciencia, que obedece al placer que obtenemos de la satisfacción de nuestra ansia de poder. Las comunidades más poderosas son las más científicas, aunque no son los hombres de ciencia quienes esgrimen el poder que confiere su conocimiento. Por el contrario, los hombres de ciencia están sumergiéndose rápidamente en la condición de prisioneros del Estado, condenados a un trabajo forzado por amos brutales, como los djinns de Las mil y una noches. Pero no perdamos más tiempo en tan placenteros temas. El poder de la ciencia se debe a su descubrimiento de leyes causales, y de ellas nos ocuparemos en este capítulo".

De nuevo Bertrand Russell en El conocimiento humano, 1948.

16 comentarios:

El Mostro dijo...

Excelente. Tan poca gente comprende la ironía, que si no ven un :), no entienden...

Philbert Desanex dijo...

Me molesta la ironía si está cargada de cinismo... en este caso parece cargada de tristeza -igual en realidad es rabia o empatía o quizá sólo odio, quién sabe- y eso me conmueve más.

David dijo...

coincido con Philbert. en mi caso, la ironía maneja mi boca muchas veces, pero no deja de ser un instrumento de defensa en muchos casos. Eso sí, una defensa muy graciosa...

Pat. dijo...

La ironía a me parece necesaria y en mi caso, también irrefrenable... Pero creo que también es muy importante saber parar de ser irónico, aunque sólo sea durante unos minutos. El mostro tiene razón en eso de que hay gente que no entiende la ironía a menos que se lo digas, pero también es cierto que hay gente que simplemente no sabe hablar en serio. De todas maneras, soy superfans de la ironía, como herramienta de defensa, y también como diversión! saludos!

Laura dijo...

Michael se ha leído un libro sobre el carácter de los españoles visto por corresponsales de distintos países que han pasado buena parte de su vida en España, y una de las cosas que, según ellos, (en concreto un inglés, creo) caracteriza a los gallegos en comparación con otros españoles es "la retranca" como caso extremo de ironía. Yo lo admito, sí, me gusta, hasta cargada de cinismo me gusta la ironía y me da problemas, por supuesto, muchos. Uno de ellos es que mis alumnos castellanos, extremeños, andaluces, árabes, rumanos, ecuatorianos, valencianos, chinos etc... no me suelen pillan los chistes si se basan en la ironía, es muy frustrante.

Raquel Márquez dijo...

No conocía el término retranca, suena muy expresivo, duro... Yo creo que en España la ironía es más al norte en general que al sur... aunque quizá es que ha coincidido así con la gente que me he encontrado. A mí me parece la prueba de fuego en los trabajos, si les acaba haciendo gracia mi ironía es que encajo en el ambiente.

Bobo. dijo...

Ey Raquel, que Bobo soy Gonzalo (rizoso). Lo de Tommy, Pam y Lee no era más que un tonto juego de palabras en relación con el tatuaje sexuarl de Tommy Lee Jones con el nombre de su querida Pamela Anderson. Vamos, que no tiene nada que ver con tu alter ego "pequeño tommy". Y eso, un beso.

Laura dijo...

Marchando:

http://www.duartemanzalvos.bitacoras.com/

Yeah, el otro sí es mío.

Pat. dijo...

Aaaaah la retranca! pero es un poco más que ironía la retranca. Qué palabra más chula! Oye lo de la prueba de fuego esa tuya de los trabajos... no sé, yo creo que entonces en el mío no encajo... qué rollo! Por cierto, que me he enterado de que tenemos algo en común de nuestra adolescencia, jeje... Por cierto, la prueba bien, gracias. (la familia también, gracias). Nos vemos. Besos.

pickman dijo...

Mi abuelo materno (beato, carca y facha) tenía, sorprendentemente, varios libros de este señor. Por suerte para mi, no eran los de teoría matemática sino algunos tochazos sobre moral y religión prohibidísimos en España desde el momento de ser publicados. Siempre me he preguntado cómo se hizo con ellos y qué le llevó a hacerlo, porque estaban llenos de signos de interrogación y comentarios sarcásticos sobre el ateísmo escritos en los márgenes. Leyéndolos aprendí mucho. Gracias por recordármelos.

Raquel Márquez dijo...

Jaja, sí, es bastante antibeato Bertrand Russell... Creo que a tu abuelo le honra haber leído cosas contrarias a su forma de pensar. Algunos a vece parece que leemos sólo para que nos den argumentos de nuestro lado y nos ayuden a desmontar los de "el enemigo"... Queriendo huir de eso me propuse leer la Biblia de cabo a rabo.
Ejem, me propuse.

Anónimo dijo...

Recuerdo un profesor de latin y griego que yo tenia. Era un cura de edad avanzada y vivía en el propio colegio, en un área reservada a los curas. Y nos contaba cómo él conseguía libros de Nietzsche durante el franquismo y los leía a escondidas. Es una actitud muy sana, ciertamente.

Mucha gente confunde la ironia con el sarcasmo y este ultimo con el humor. En cualquier caso yo prefiero el humor negro... o el amarillo, si me apuran...

-Jose Luis PocasPages.

Raquel Márquez dijo...

Jeje, eso, eso, el mejol el humol amalillo.

Oze Luí, vente hoy al Freeway, que estaremos los de siempre ;-D

Bobo. dijo...

Aún me relamo, qué rica la bechamel. Y vaya huevos el Russell, escribir un libro de título "El conocimiento humano". Ni más ni menos, oye.

duarte dijo...

Vivimos en una permanente ironía; es decir, morimos en una permanente ironía; es decir, vivimos en una permanente ironía; es decir, morimos en una permanente ironía.

Raquel Márquez dijo...

:-D