7.10.08

Borrón y perder la cuenta, eso es lo que hay que hacer, nada de cuentas nuevas. Nada de "perdono pero no olvido", y desde luego nada de "vale pero te la guardo". Si guardas algo entonces es que no vale, que nada ha valido para nada.

La cosa se complica aún más cuando no hay nada que perdonar y aun así uno está guardando, cogiendo nadas sucias por la calle y metiéndolas en casa, en un armario, para juntarlas y llamarlas "algo" y hasta "pecado" y tenerlas ahí, bien a mano. Siempre pueden servir para lanzarlas contra el enemigo. Que puede ser cualquiera: tú, ellos o yo.


¿Para qué he aprendido a hacer eso? Desaprenderlo, en todo caso. Desaprenderlo ya. Desarmarme unilateralmente. Tirar de una vez la basura.

18 comentarios:

mario dijo...

Deberiamos nacer con un botón de reseteado incorporado. O con una papelera de reciclaje. Pero nacemos con un disco duro muy duro de formatear. Coño, qué técnico me ha salido. Besos

Raquel Márquez dijo...

Jeje, pero eso era lo que quería decir, sí.

Anónimo dijo...

Pero antes entender porque lo haces. Y ya el deshacer es más definitivo.

´.. cómo la trucha al trucho´

aqui igual.

C.

contraportada dijo...

Yo hoy voy al osteópata a que me saque de entre las cervicales y los omóplatos todo lo que he acumulado en los últimos meses y que a estas alturas no me deja casi ni moverme.

A veces hay que visitar al técnico adecuado que te formatee correctamente el sistema...

Desaprender... ya me gustaría a mi tb.

Carlos dijo...

¿Comoooorrrrr?... joe, sobrina. En ocasiones veo miles de volúmenes de Kafka...

Dioooossss!!!...

Emma was an angel dijo...

des-condicionarse de todo lo aprendido.: si se guarda hay peso. Si hay peso queda marcada la memoria. Mejor dejar fluir. Es la verdadera necesidad.

Miguel B. Núñez dijo...

A mí me parece que olvidar es una gran oportunidad que nos damos a nosotros mismos y, cómo no, a los demás.

Anónimo dijo...

pero olvidar no es posible... perdonar si, es abrir un espacio a la oportunidad.

beijinhos

Sir dijo...

Mire, el cumpleaños de su amigo fue poco celebrado, porque me acuerdo de su blog. La seguiré de cerca. Es un decir..., osea, que tampoco quiero denuncias, ni movidas... bueno... eso.

Kioskerman dijo...

Hola Raquel, qué bueno que tengas un blog.
Lo voy a leer y linkear también.
Saludos y suerte en la casa nueva!

Pablo

Rai Robledo dijo...

Toma ya.

Laura dijo...

Esto... quién hablaba de actualizar? jeje.
A ver si el próximo mes les mando a los de café cadáver algo nuevo para que lo pongan, pero es que creo que me gustan más los antiguos. Si a ellos también les pasa lo mismo, pondré algo nuevo en mi blog, ya avisaré. Un besito, guapa, y a ver si pones algún textito tú también que se echan en falta los debates filosóficos blogueros!

Eva Vazquez dijo...

A mi tambien me gusta mucho mucho olividar las cosas...que sabia es mi ratoncilla

Eva Vazquez dijo...

Uy perdon ratilla, ¿o mejor ratoncilla?, ay no se, dudo

Raquel Márquez dijo...

Jeje, personalmente prefiero ser ratoncilla, gatita :)

Quiero actualizar, de verdad, pero últimamente sólo me salen quejas, o cosas que ya ha comentado mucho otra gente...

Volveré, cual Zorro. Zorra, vamos, o ratoncilla, animala en definitiva...

;D

Ulía_M dijo...

Guardar no. A favor del desapego en todos los aspectos. Mejor no aferrarse absolutamente a nada...
Besitos

Anónimo dijo...

Jo.
Este blog mola pero parece que está en letargo...
Me gusta lo que escribes.

Manu.

Raquel Márquez dijo...

Joooo, no quiero estar en letargo, y encima esta última entrada así como tan angustiada... ¡De esta semana no pasa que actualice!