24.1.07

Me dediqué a la magia con más intensidad cuando era estudiante en la Universidad de Chicago. No fui nunca un mago de escenarios; entretenía a pequeños grupos en fiestas privadas y más a menudo en las mesas de distintos clubes nocturnos (...) En una mesa en la que actuaba estaba el hombre más escéptico que he conocido en mi vida. Estaba allí sentado, fumando en pipa, y nada de lo que pudiera hacer llamaba su atención. Fui haciendo mis trucos cada vez más sorprendentes, pero en vano. Después de veinticinco minutos de esfuerzo creciente, al final hice mi mejor jugada, ante la cual, se sacó la pipa de la boca, pegó un puñetazo en la mesa, y dijo airadamente: “¡Eso es un truco!”

***

También se cuenta la historia sobre Epiménides, que se interesó en la filosofía oriental e hizo una gran peregrinación para reunirse con Buda. Cuando finalmente lo encontró, Epiménides dijo: “He venido para hacer una pregunta. ¿Cuál es la mejor pregunta que se puede hacer, y cuál es la mejor respuesta que se puede dar?”
Buda contestó: “La mejor pregunta que se puede hacer es la pregunta que acabas de hacer, y la mejor respuesta que se puede dar es la respuesta que te estoy dando”.

Raymond Smullyan, 5000 años A.C. y otras fantasías filosóficas

26 comentarios:

mario dijo...

¡qué chulos! Dan ganas de salir corriendo a por el libro pero ya sabes que yo estos días sólo leo prensa del corazón je je je

El primer texto me recuerda mucho a mí que soy un escéptico que cada noche reza para que se le aparezca un fantasma.

Besazos!

Raquel Márquez dijo...

Me ha costado lo mío seleccionar sólo dos trocitos, lo leí hace tiempo y me lo he vuelto a releer entero estos días. A ver si busco los otros que tiene el autor en España, uno de ellos se llama "¿Cómo se llama este libro?", con ese título ya promete... :-D

Philbert Desanex dijo...

fabuloso! queremos más... ea, a buscar!

duarte dijo...

Es para tener en cuenta, desde luego.
Por cierto, no te he dicho que tu post "encadenop, encadena" encantó a mis alumnos. Les pedí como ejercicio que hicieran algo parecido y el resultado fue fantástico.
Saludos.

Raquel Márquez dijo...

Oh, qué ilusión, Duarte, desarmada me he quedao...

Voy al blog de mi philbertín, a ver.

Bobo. dijo...

Mi versión de los hechos: se ve que Epiménides llegaba cansado y no pudo evitar hacer dos preguntas en vez de una. Ante tamaño lapsus Buda, al que se le había subido el cargo a la cabeza, le soltó lo primero que se le ocurrió.

Beso!

Bobo. dijo...

Sí, es que estaba leyendo una historieta de Mandrake el mago y me ha dado por acordarme de otro tebeo (simbabbad de batbad) mucho más divertido. De todas formas mi texto es casi una reproducción traducida de algo que leí hace tiempo en internet sobre él.

Cigarra dijo...

No me deja hacer comentairios en el post anterior(el del insomnio) asi que te lo digo en este: ¿si no puedes dormir, por qué lees libros que te "despiertan"? (je,je)
No, en serio, escribes divinamente, y no se si te hace falta un taller de escritura, francamente, a no ser que simplemente te haga disfrutar. Si es así, está muy bien. Y el de monólogos, eso si que debe ser la pera.
Que consigas poner en práctica todos tus propósitos de año nuevo.

Laura dijo...

Claro, tú es que lees cosas divertidas y profundas, va a ser eso...
Geniales recomendaciones.

Raquel Márquez dijo...

Laura, ya no me acuerdo de a qué me estás contestando, no sé qué te recomendé, jeje, a ver si inventan un blog con secciones y dejan de perderse mis comentarios por tu blog, leñe :-D

Raquel Márquez dijo...

Ah, ya me contesto yo sola, recomiendo a Raymond Smullyan... Qué lentita soy. Para eso dicen que son muy buenas las berenjenas rellenas de gambas ;-)

pat dijo...

Parece ser, sí...

cq dijo...

cuánto tiempo sin pasarme por aquí. me encanta leerte. el de No puedo dormir..., me parece un texto de lo más emocionante, vamos, que se me ha hecho un nudo en el estómago cuándo he leido la última frase. Cuando yo llegué a madrid me quería apuntar a cursos y talleres de todas las cosas pero me da tanta vergüenza participar que me he quedado un poco encogida. Si no es participando sí que consigo hacer más cosas, de hecho hay gente que asegura que no paro de hacer cosas, aunque yo no lo tenga tan claro a pesar de estar cansada. Pero me emocionas, que es a lo que iba, me gusta que pases a la acción. Yo me conformo contándome que me documento, me documento, me encanta decir que me documento...je.
Perdón si este post es muy largo pero me das ganas de escribir, y espero que me cuentes lo de los astros cuando te lo cuenten.

Raquel Márquez dijo...

Jomachotío, yo sí que me emociono y se me hacen nudos por todas partes, coméntame kilos y kilos de líneas de éstas :-D

¿Sabes por qué nunca me he apuntado a clases de baile? Por la vergüenza de participar. Y ahora cada vez que veo una foto tuya por los aires me da un nosequé que qué se yo, como decían en Aladdin. Algún día.

el ismo dijo...

Oh, los escépticos del mundo, somos legión. Puedes contar la historia de Sócrates, que sólo sabía que no sabía nada, y nos dio la clave a unos tantos escépticos. Y a unos tantos ignorantes, también. El caso era ser ídolo de masas, y mírale, el tío, con su rima contundente: melón con jamón, toma ya.

Raquel Márquez dijo...

Somos legión, vamos en camión y comemos melón con jamón, toma ya, nada de rimar a medias...

Anónimo dijo...

A
B
U
R
R
E
S

A

L
A
S

O
V
E
J
A
S

Raquel Márquez dijo...

Vaya, debe de ser una de las pocas ovejas que saben leer y escribir y va y se aficiona a mi blog, todo un honor, pues hala, hala, vuelve cuando quieras. Aunque igual te divierte más mi myspace, que tiene fotos y eso los animales lo entienden mejor que tanto texto coñassso.

mario dijo...

¡Joder! ¡Has conseguido que los borregos aprendar a leer! El mes que viene fijo que es tuya la portada del Investigación y Ciencia. Qué envidia

Raquel Márquez dijo...

Ya te digo, jeje. Y además me he dado cuenta de otra cosa: los borregos también son legión y van en camión, jaja, pero eso sí, casi nunca pueden comer melón con jamón, una lástima porque es de las pocas ventajas de ser una persona.

Miguel B. Núñez dijo...

S
O
Y

U
N
A

O
V
E
J
A

Y

M
E

E
N
C
A
N
T
A


E
S
T
E

B
L
O
G

Raquel Márquez dijo...

Jajaja, vaya rebaño vamos a juntar.

Anónimo dijo...

BÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ

me puedo juntar al rebaño?

BÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ


Abuelita BÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉÉ

Kamosisa dijo...

Raquel, soy Antonio (Asencio) con una nueva identidad - nuevo blog. Espero que no me olvidéis. Yo no os olvido, a pesar de que la distancia etc. Espero veros alguna vez cuando suba a madrid. Sigo leyendo tu blog.

Peter J de Winter dijo...

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Me gusta mucho tu blog.
¿David Coello no tenía otro? Voy a buscar.

Raquel Márquez dijo...

Sí, Peter, tiene uno Desde los bosques, mira en mis links.

Agradecida, y emocionada, solamente puedo decir "gracias por venir" :-D