8.6.07

Lo que más me ha gustado hasta ahora de la Enciclopedia Universal Clismón, de Miguel Brieva (cómprenla) es la definición de GOZAR: sentir que la actividad que se realiza es un fin en sí mismo.

Y como eso a mí me pasa muy especialmente cuando escribo y cuando hablo con la gente (por eso lo de los monólogos, una de las pocas cosas que, como los blogs, unen esos dos gozos) pues sigo escribiendo otro poquito.

Creo que en la vida es tan sencillo como eso, aunque de un par de meses a esta parte me parezca lo más difícil del mundo: hacer la mayor parte del tiempo, o la parte más consciente del tiempo, algo que se sienta como un fin último. Eso me ha pasado también con la música o con las películas, pero no puedo engañarme. Contemplar cosas no es un fin en sí mismo. Ni siquiera un bosque o una puesta de sol son fines, no tengo esa capacidad religiosa, aunque escribir y hablar con gente sentados en un bosque sería especialmente chulo... por cierto que alguien había dicho picnic, ¿no?

Bueno, se acabó lo de escribir: ¿quién se apunta a un picnic el sábado que viene (el 16 de Junio)? Quedamos a última hora de la mañana, sí-sí-sí, podemos ir aquí: esto está (increíblemente, absurdamente) cerca de nuestra casa.

Así en vez de escribir y monologar puedo hablar de verdad, escuchando. Venid, que haré tortilla y a lo mejor ensalada de pimientos... Bueno, lo de los pimientos no es seguro, ¿eh? Que para mí cocinar durante horas está bien para luego hablar con la gente, no como fin en sí. Que todavía soy feminista, o algo así...

9 comentarios:

Miguel B. Núñez dijo...

esplendor en la hierba!! vamosssss!!!

Elena dijo...

Y qye sitio es este?

Pat dijo...

hale que guachi!!!

joan dijo...

lo del video es precioso! pero no vivíais en lavapiés?? o en embajadores? seguro que no lo habéis soñado? :-)

Patrice dijo...

Pues a lo mejor sí que cambia el tiempo!

:)

Un beso!

david dijo...

jojojojo si supiérais la cantidad de cosas que he hecho en ese sitio desde hace ya 15 años (no penséis en guarradas!). Un sitio precioso... y el observatorio ornitológico de un poco más abajo? y los bunkers de la zona? la chimenea gigante de al lado de las vías del tren? ummmm! besos

Anónimo dijo...

El señor de arriba (por cierto, pensad en guarradas) me llevó al West Park (suena mas country, me gusta) en Septiembre del año pasado. Incluso creo acordarme de las chimeneas de la via de tren. Es una preciosidad y una bendición para vosotros que estée (con dos o solo un ´é´) tan cerca de vuestra casa (que mola trogollón).
Asi que, beibies, lo teneis todo y a lo bestia..

Y cocnina beibie, cocina porque cocinar y comer es de lo mejor, si lo haces para quien amas, es un placer supremo. Y amar me parece de lo ams precioso feminino que hay.
Desde cuando una mujer es menos femninina por decir coño y joder??
La polla que es!

Necesito verte ASAP. Sales a las 19h no?

Mil beijos


Abuelita (que coño!) Claudita

Raquel Márquez dijo...

Jejeje, no, Joan, ahora vivimos al lado de Plaza de España, esto es el parque del Oeste.

Como las predicciones del tiempo dicen que lloverá y se embarrará todo, lo dejaremos en cañas por Malasaña-Conde Duque... El que se apunte que nos dé un toquecillo y andaremos por ahí.

Sí que molan el observatorio y los bunkers, síii, todo tan del pasado... Y realmente hay partes en las que no ves más que verde alrededor (que algo así sea un lujo en la vida modennna es una pena, pero es así), y hasta en algún punto si no tienes muy buen oído dejas de escuchar los coches...

En fin, ya habrá picnic con sol: o el finde que viene, o a partir del 1 de Julio que yo salgo a las 3 de la tarde, guayyy. Pero mañana cañitas a cubierto, me temo.

Raquel Márquez dijo...

Por cierto que tenía toda la razón mi abuelita, no querer cocinar no es feminista, es pura vaguería. Cada vez que la venzo y cocino un buen rato me siento fenomenal.