18.4.06

Creemos que el miedo sirve, que los colores chillones del mundo son peligrosos y que hay que taparse los ojos, pero nos engañamos: el miedo no es un escudo, es un vicio, el vicio más destructivo de todos. No acorta o empeora o dificulta la vida, como hacen otros; la anula, sencillamente. Creemos que el miedo es necesario, que nos ayuda a sobrevivir, pero nos convierte en muertos en vida. Creemos que siempre ha sido asi, que el ser humano está condenado a él, que no somos nada sin él. Preferimos la inacción al fracaso, nos rendimos ante la idea del fracaso en vez de analizarla: ¿a qué llamamos en realidad fracaso? ¿qué podría sobrevenirnos que nos hiciera fracasar, que invalidara nuestra existencia entera? Si no nos rendimos, si hacemos lo que queremos, ¿qué nos puede pasar que convierta nuestra felicidad en un error? (¡NADA, NADA, NADA!) ¿Qué clase de éxito es el que estamos esperando de nuestra vida, el que nos parece tan difícil de alcanzar? Sólo si buscáramos la inmortalidad sería inevitable la tragedia, porque todo éxito imaginable acaba con nuestra muerte, y ningún fracaso es tan terrible como ella. Creemos que el miedo nos protege de algo peor, pero nada puede ser peor que el miedo. Conformarnos con el miedo es humillarnos ante lo más bajo de la vida, pedir por favor la basura más infecta, tragarnos los desperdicios malolientes de la verdadera vida y dar gracias a Dios por ellos. Porque ésa es la actitud de las frases del miedo: “mejor esto que nada”, “podría ser peor”, “virgencita que me quede como estoy”...

No sé si queda claro: el enemigo no es la clase propietaria, la vulgaridad de la masa, tus padres represores o la cultura en que has nacido. Acaba por un instante con el miedo y todo será posible.

20 comentarios:

elorrieta dijo...

Me resulta curioso que la manipulación de un instinto primario, que en otros casos ha dado inventos tan felices (véase el hambre y el desarrollo de la técnica culinaria en respuesta a la misma), en el caso del miedo halla dado tan pobre frutos. Por un lado, en lugar de tratar de atajarlo ha sido utilizado durante toda nuestra historia como instrumento de coerción social. Hablo desde la experiencia de una abominable educación católica que, si bien me enseñó alguna cosa práctica, implantó en mi cabecita infantil delirios paranoides relacionados con un dios-gran hermano que no tenía otra cosa que hacer que mirar por el ojo de mi cerradura. ¡Amos anda! Cómo si de existir una fuerza creadora no tuviera otra cosa que hacer que espiarme en la soledad de mi cuarto. Por otro lado los intentos, digamos, “en negativo” o enfocados a erradicar dicho sentimiento tampoco son para tirar cohetes: Terapias así como paulovianas y toda una avalancha de material de autoayuda ta rentable para los que lo producen como poco eficaces sus consumidores. Total, que lo más sensato que se puede hacer a mi juicio con el miedo, salvo en el caso de encontrarse un león en el retrete, es pasar del tema y dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio. Incluso, como demostró Summers en Todo el Mundo es Güeno, no merece la pena aguantarse las ganas de mear ni aún la presencia de enorme felino en el retrete.

Anónimo dijo...

¿Acabas de ver V de Vendeta?

Elena dijo...

Pues una vez más aciertas en la diana. Y lo mejor, hablando de un miedo de lo más cotidiano y prosaico, y no de los miedos grandes. Y efectivamente, creo que hemos hablado mil veces sobre este tema: ¿qué es lo peor que puede pasar? nada, nada. Esa será nuestra máxima: "acaba por un instante con el miedo y todo será posible".

Raquel Márquez dijo...

¡Bienvenido de luego, Elorrietaaaa!

Que sí, que todo será posible: ¡Seremos supermanes y supergüómanes!

Antoine dijo...

¡Qué alegría poder escribir de nuevo en tu blog!.
El único miedo verdaderamente real es que le pase algo a tus hijos, por lo demás, yo ya no temo a nada, ni a perder un testículo.

Un abrazo!!!

Aleister Crowley dijo...

Haz lo que quieras: será toda la Ley.

Gong dijo...

Puta mierda lo del miedo, cuanto más mayor se hace uno, peor se lleva. Pero va por épocas también ¿no?. ¡Acabemos con él! ¿Cómo? Yendo el viernes a siroco a malvavisquear. ¿Iréis?

Raquel Márquez dijo...

Sí, sí, allá donde haya un malvavisco que asar nos encontrarás... Eeeh... eso, que sí, nos vemos allí :-)

Raquel vivimosfelices dijo...

¡Cierto!entonces que ¿Tenias reciente V de Vendetta?
Saludos
vivimosfelices@gmail.com

abel dijo...

jurl! mi jefe escuchando a los brasas de los who... debe ser que llevo la camisa del otro día :P

cuque dijo...

si no sólo me creyese lo q dices sino tambien me lo aplicase sería lola flores por lo menos.
cuanta razón....

Raquel Márquez dijo...

Jeje, Lola Flores, buen ejemplo de cojonazos.

Y coño, Raquel, me alegro de que hayas dejado de ser anónima, la verdad es que no tenía mucha esperanza...

Raquel Márquez dijo...

Qué pasa con el puto fotolog? Sólo soy yo? Quería contestar más chorradas a Abel y Cuque... ¡se dice "los jú"!

cuque dijo...

el fotolog esta cachurrao. tu escribe aquí, que pa eso es tuyo también. y si no y si te atreves me lo dices el viernes a la cara, a ver si lo entiendo

abel dijo...

se preveen suicidios en masa por culpa del cambio de servidores del fotolog que nos hará estar 48 horas sin poder actualizar y/o cotillear en vidas ajenas...
salen hoy los humbertos en ipop, no?

Raquel Márquez dijo...

Eso, eso, el viernes ajustamos cuentas tú y yo, maldita cucaracha...

Y lo de las 48 horas... Primero la gastroenteritis, luego el fotolog... ¿quién me pone la pierna encima, quién, quién? Menos mal, ejem, que mi novio sale hoy en La 2 a las 9 y pocos minutos...

Raquel Márquez dijo...

Lo siento, Raquel, supongo que es desagradable escribir y que te borren, pero quiero hacer lo más sano y acabar con estas tonterías.

abel dijo...

qué salen los humbert y el janderground este nuestro de cada día en el EP3!!! aún no lo he leido, pero ha provocado uan conversación sobre la posmodernidad en la oficina que me ha hecho empezar a currrar media hora más tarde.... ve preparando tu palitroques para asar malvavizcos!

Raquel Márquez dijo...

Ah, es verdad, si ayer llamó la chica del País para avisar... Voy a pillarlo, hombre, así luego hablamos mientras damos vueltas al palito, juas.

javier dijo...

Raquel, mira esto http://barrapunto.com/articles/06/04/23/1110239.shtml